Entrevista a Nohelis Ruiz por: Ginés J. Vera

24 Sep

Entrevista a Nohelis Ruiz

Nohelis Ruiz: «Recomiendo a mis aliados y clientes, es que hagan sus propios eventos de #networking».

Me concede una entrevista la experta en networking y posicionamiento personal Nohelis Ruiz Arvelo (@nohelisruiza). Estratega de Redes de Contacto, Ruiz es fundadora de Planchic, consultora de Relaciones Públicas, Comunicación, especialista en eventos y experiencias fuera de contexto. Conferenciante y formadora: Personal Branding, Networking, Atención al Cliente, RRPP y Comunicación; colabora en la Cadena SER y otros medios de comunicación. Acaba de publicar el ‘Networking para Dummies’ (Planeta) por el que le pregunto.

Nohelis Ruiz - Networking para Dummies
Nohelis Ruiz – Networking para Dummies

 

Ginés Vera: Nos recomienda en su libro salir de nuestra zona de confort, asistir a eventos, equilibrar nuestra presencia online con la offline, pero leemos que hemos de estar alerta con ciertos encuentros ‘en espacios tóxicos con personas con baja autoestima’. Háblanos de estos sitios y, sobre todo, de estas personas tan contraproducentes para nuestro networking.

Nohelis Ruiz: Una de las características de las personas exitosas es que saben reconocer las oportunidades y desarrollar una red de contactos de calidad, lo que aumenta sus posibilidades de éxito. No se trata de cantidad sino de calidad, fortalecer relaciones en el plano personal, profesional y dejarnos sorprender por las oportunidades insospechadas que ofrece el #Networking.

Existen muchos formatos de eventos: Charlas, presentaciones de estudios, afterworks, catas, actividades recreativas, invitaciones a eventos culturales, cenas, fiestas temáticas, congresos, jornadas de voluntariados, cursos, talleres, encuentros profesionales, desayunos informativos etc.

Si hemos trabajado nuestra marca personal, sabemos qué queremos, qué nos gusta, qué buscamos en determinado momento de la vida; y decidiremos a dónde ir. La idea es que alcances a sacar el mayor partido de tus potencialidades en lugares y espacios dónde realmente puedas brillar. Esto sólo se logra cuando te sientes a gusto, cuando estás seguro de ti mismo, cuando lo haces por el placer de hacer networking, cuando te sientes en tu terreno, lo conseguirás gracias a esa estrategia personal que has trabajado.

Hay redes y espacios que se vuelven endogámicos, monótonos y aburridos. Una de las claves para que tu red se retroalimente, se desarrolle y no se convierta en un círculo vicioso, y que siempre recomiendo a mis aliados y clientes, es que hagan sus propios eventos de #networking, es una forma de traer a tu terreno a aquellas personas y empresas con las que merece la pena crear relaciones duraderas, colaborar, aportar valor, ideas y soluciones, además de que tienen mayor impacto en el posicionamiento personal y corporativo.

Ginés Vera:  Entre las habilidades relacionales a desarrollar en nuestra actividad de networkers destaco la de la credibilidad, pues la relaciona con la reputación. La reputación, sobre todo online, como estamos viendo en medios de comunicación últimamente, parece cobrar gran relevancia. Cuán difícil es crearse una buena reputación y cuán rápido puede esfumarse. Denos algunos consejos a este respecto.

Nohelis Ruiz: Me causa mucha risa esta pregunta, puesto que no debería ser algo difícil hacer y ser honestos, todos deberíamos ser personas con una reputación intachable. No obstante, se nos hace cuesta arriba porque estamos acostumbrados a compararnos y para ello utilizamos el juicio y la etiqueta y esto nos lleva a estar más pendientes de lo que hace o deja de hacer el resto del mundo y nos olvidamos de nosotros. Pasamos la vida ocupándonos de criticar al otro en lugar de esforzarnos por ser personas de excelencia.

La reputación a nivel personal y profesional, así como la validación de nuestras ideas nos la otorgan nuestras audiencias, y es, al igual que el networking, un Estilo de Vida. No es algo separado de nosotros lo tenemos que integrar para que sea parte de nosotros, de nuestras filosofía y estilo.

Vamos hacia un futuro que nos necesita como personas honestas y confiables gracias a la capacidad que trae la tecnología para hacer tareas a las que el ojo humano no lograba llegar. Todo será más transparente y nosotros más honestos y responsables.

Hay tres claves en las que deberíamos apoyarnos para demostrar nuestra reputación a nivel personal y profesional en el mundo real y virtual.

a) Honestidad: con nosotros mismos, contarte a ti la verdad de lo que eres, sientes y quieres con todos sus matices y a nivel profundo del alma y desde aquí aportar valor real al mundo, mostrándonos tal cuál somos (vulnerabilidad) transmitiendo aquello que realmente domino, en lo que soy MUY BUENO y me apasiona.

b) Responsabilidad: de ocuparnos de aquello que tenemos que hacer, cumplir nuestro rol en la sociedad honrándonos como las personas que hemos nacido para ser sin querer desplazar al otro o imitar sus dones y talentos porque creemos que son más molones que los nuestros.

c) Compromiso: de cumplir con tus obligaciones, con aquellas cosas que has decido hacer, asumir, compartir, comunicar por decisión propia. Dejar de quejarnos por aquello que hemos decido hacer.

De lo que se trata es de construir relaciones de confianza, con credibilidad y proyección mutua, el networking no tiene que ver con empresas ni territorios, los negocios se hacen entre personas, no entre empresas, y además las relaciones TRASPASAN FRONTERAS. Las personas podemos vender ideas, sentir y generar conversación.

Ginés Vera: Otro punto clave del networking es el selfworking. Hemos de conocernos a nosotros mismos como punto de partida. Creo que es lo más complejo que veo, pues entiendo que es una labor muchas veces ardua, compleja y que nos puede llevar toda la vida. ¿Algún consejo para poder llegar a este autoconocimiento al menos cara a iniciarnos como networkers?

Nohelis Ruiz: El cambio es constante, ha dejado de ser algo circunstancial y esporádico, para empresas y para nosotros como profesionales y personas. Lo innovado (transformado, reinventado) hace dos o tres años puede quedar obsoleto hoy (algunos están obsoletos) y nuestras propuestas también. Lo vemos diariamente pero no lo registramos.

El selfworking no es más que una evaluación profunda y honesta de nosotros mismos con el fin de identificar nuestros dones, nuestros talentos y nuestros defectos para luego gestionarlos; y a partir de allí poder transmitir necesidades y propuestas de forma coherente disminuyendo los costes, ahorrando tiempo y energía. Si lo hacemos así, el éxito está garantizado.

Replantearnos nuestro rol en esta sociedad, desde nuestros propios intereses, vistos como elemento fundamental, para el logro de objetivos propios y comunes en nuestro entorno. Se trata de enaltecer al ser humano que somos, como individuo único que cuenta con sus propias herramientas y habilidades para encontrar ese espacio y así proyectarnos aportando valor a ese ecosistema del que formamos parte.

En un mundo que nos desafía como profesionales, como personas y como empresas será necesario, además de hacer networking, hacernos dos preguntas constantemente: 1) ¿cómo puedo mantenerme relevante? 2) ¿cómo evitar ser desplazado o sustituido? Si te haces estas preguntas diariamente, te garantizo que tu mente se abre a percibir, a crear y observar desde otra perspectiva. Estarás en PRESENTE y en presente con atención a lo que falta, a lo que necesitan otros, a lo que puedes aportar de forma única, singular, diferente e innovadora; porque innovar, como el cambio y la transformación (tecnológica, digital y personal) son una constante, la vida y las pautas han cambiado.

Hacer networking y saber relacionarse, hacer una gestión eficaz y activa de esos contactos y de la información que obtenemos de ellos, aprender a integrarnos de forma natural, crear relaciones de confianza. Esto es indispensable para nuestros proyectos personales y profesionales, ser capaces de generar vínculos y lazos que beneficien a nuestra empresa, proyecto o marca personal.

Aprender a relacionarnos con nosotros mismos, #selfworking, para poder hacerlo desde la excelencia hacia la excelencia con el otro y con el resto del mundo. Es el momento de hacerlo, en el presente, porque somos parte del cambio y hacedores del futuro.

Ginés Vera: No podía faltar en un libro como este un apartado a los decálogos. Imagino que es una forma rápida para los lectores sin mucho tiempo de ir directos a aquello que debemos hacer y a lo que no dentro del networking. ¿Qué opina?

Nohelis Ruiz: Los decálogos son muy característicos de la colección “para Dummies”, son capítulos cortos, frescos y, de ser posible, divertidos. Aquí he colocado aquellas cosas que debemos tomar en cuenta, pero que al mismo tiempo todos sabemos o sospechamos que son así y que no merecía dedicar mucho tiempo ni explicación. De los decálogos los dos que más me gustan, quizás porque no son tan evidentes y podemos aprender, son los de los capítulos 18 y 19 sobre acciones para expandir nuestra red, y el otro sobre la colaboración.

Networking para Dummies, Nohelis Ruiz Arvelo. Editorial Planeta. ISBN: 978-84-329-0477-6
 Gines J. Vera
 Gines J. Vera

 

Facebook de: Gines J. Vera

 

El Club del Ocio – Magazine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *