Entrevista a: Pedro Saugar Segarra. Por María Torres.

6 Ago

Entrevista a: Pedro Saugar Segarra. Por María Torres.

 

Charlemos 

Son las diez de la mañana cuando me presento en El Café Hispano de Cuenca. Situado en la calle Fermín Caballero. Después de todos estos días de tiempo loco el buen tiempo nos acompaña.

Está sentado esperándome. Creo que hoy fui impuntual.

Pedro Saugar Segarra

-Hola Pedro.

Me saluda. Me hace sentir cómoda. Es fácil la conversación. Creo que podré hacerle todas las preguntas que tengo preparadas.

Imaginemos que la siguiente entrevista tiene lugar en este maravilloso café.


-Buenos días –dice un camarero muy amablemente.  Deja nuestros cafés y se va.

María: Hola Pedro, me alegro de conocerte.

 

-Creo que todos estamos deseosos de saber un poco más de ti ¿Qué podría saber el lector de Pedro Saugar Segarra?

Pedro Saugar: Hola María. Soy una persona que ha disfrutado con pasión de la literatura desde pequeño, como lector. Sin embargo, y a pesar de que el gusanillo uno siempre lo tiene, no me he planteado la posibilidad de escribir hasta hace un par de años, cuando se relajaron mis obligaciones familiares, al ir creciendo mis hijas y dejarme algo más de tiempo libre para poder dedicarlo a la escritura. Y he descubierto que me apasiona más aún que leer.

María: (Sonrío al ver la pasión que desprende cuando habla del arte de escribir) ¿Eres autor de un género determinado, o no descartas escribir sobre varios géneros?

Pedro Saugar: No me he planteado de momento tocar otros géneros distintos a la novela, aunque en esta vida nunca se debe descartar nada a priori, para eso ya está la propia vida.

María: Esta pregunta debo hacértela Pedro, tiene mucho que ver con tu primer libro ¿Te gusta la pintura además de las letras?

Pedro Saugar: Sí, y me interesan en especial los pintores vanguardistas, los que revolucionaron a finales del siglo XIX y principios del XX todo lo que se conocía hasta entonces. No solo en la pintura, también en literatura y en las demás artes, me apasionan la vida y obra de las figuras precursoras e innovadoras.

María: ¿Qué crees que puede hacer un autor novel si le plagian su libro?

Pedro Saugar: Denunciarlo supongo, la verdad es que no he tenido ese problema hasta ahora.

María: Es una pregunta difícil de contestar y más siendo autor novel. A ver esta que te parece. Ahora que están en el mundo del libro, ¿cambiarías algo?, ¿crees que falta algo?

Pedro Saugar: No tengo aún elementos de juicio suficientes para juzgar el mundo del libro, pues acabo de asomarme tímidamente a él. Pero, con mi experiencia hasta la fecha, sí que he comprobado en carnes la dificultad para publicar. Las editoriales establecidas de un cierto tamaño ni siquiera te consideran, están desbordadas, salvo que ganes un concurso o ya seas famoso, claro. Y las pequeñas te piden que costees gran parte de la publicación. Echo de menos un conducto editorial que te facilite el aterrizaje en este mundo, pues la única salida que nos queda es la autoedición.

Gracias por contestar a mis anteriores preguntas. Ahora nos centraremos en tu libro: “Operación Picasso: Las revueltas del destino”

María: Es tu primer libro ¿Qué podríamos saber sobre él?

Pedro Saugar: Llevado por mi afición a los pintores vanguardistas, un buen día se me ocurrió mezclar los apasionantes años en que Picasso intentaba revolucionar la pintura ideando LAS SEÑORITAS D’AVIGNON con unos personajes de mi localidad (Cuenca, España), tanto para reflejar ese ambiente bohemio como para contrastarlo con uno mucho más provinciano y cerrado, y de ahí nació la novela. Es una novela que está armada como un puzzle, pues son cinco narradores/dietistas, con distintas tramas que se van entrelazando y aclarando poco a poco. Pido perdón de antemano al lector, porque al principio le exige un pequeño esfuerzo, pero a poco que avance en la novela se va situando y le va enganchando. Y el final es trepidante.

María: ¿Es una novela independiente o habrá una continuación?

Pedro Saugar: En principio es una novela independiente, no la escribí pensando en una saga o en una posible continuación. Pero, como dije antes, no se puede descartar nada en la vida.

María: Te considero un valiente por haber elegido a un personaje llamado Pablo Ruiz Picasso. Me tiene intrigada, ¿cuál es el papel de este pintor en esta novela de misterio?

Pedro Saugar: Picasso me apasiona como personaje desde siempre. Su papel es central en la novela, pues recrea los primeros años de su relación con Fernande Olivier, los años en los que empezaba a pasar de la época de penurias y estrecheces a otra más desahogada y, instalado con su “banda” en  Montmartre, empezaba a vislumbrar el éxito. También aparecen sus misteriosos años de estudiante en Madrid, y enlazan con un amigo español, de Cuenca, de esa época, y sus peripecias.

María: ¿Destacarías algún personaje o escena de tu novela que el lector debería tener en cuenta?

Pedro Saugar: Como personaje destacaría los femeninos, sobre todo Fernande Olivier y Macru. Las dos, cada una en su mundo y en su estatus, demuestran un carácter y una determinación que les adelanta a su época. Como escenas, destacaría las del banquete en homenaje a Rousseau, me lo pasé como un niño escribiéndolas, y me sigue gustando releerlas, me sigo divirtiendo.

María: Es un libro que  solo por la portada lo hubiese comprado ¿Qué se ha intentado expresar a través de la portada?

Pedro Saugar: Es una escena antigua, de antes de la guerra civil española, de la procesión más emblemática de la Semana Santa de Cuenca, las turbas (conocida impropiamente como procesión de los borrachos). Esa escena tiene gran importancia en el devenir de la novela, y en general todos los episodios que transcurren en Cuenca en Semana Santa, tanto en 1.907 como en 2.013.

María: Es un libro que creo que me gustaría tener en mi biblioteca ¿Dónde se pueden comprar tu libro?

Pedro Saugar: De momento, solo en Amazon (tanto en papel como en digital) y en las librerías de Cuenca, mi ciudad. En breve, espero tener acceso a más plataformas de distribución.

María: Me gustaría que te despidieras del lector con algún párrafo o frase de tu libro.

“Cuando Pablo, rompiendo la lánguida dejación de la tarde, comenzó a gritar como un poseso ¡He descubierto la fotografía, he descubierto la fotografía!”, dimos por concluida la sesión y, con el barón al frente, nos dirigimos al Lapin Agile dispuestos a degustar una de las famosas sopas de cebolla de Berthe, la mujer de Frede. Por el camino Pablo, preso de su obsesión, no paraba de repetir:

– “¡Ya no tengo más que aprender, ya me puedo morir!”

                                                                                                                               -Pedro Saugar Segarra-

 

Entrevista de: Maria Torres

 

El Club del Ocio – Magazine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *