Mi experiencia dramática como mujer en la vida – MARINA NEVAREZ

20 Ago
Mi experiencia dramática como mujer en la vida:

Hola tengo 33 años estuve casada por 8 años en una relación abusiva, nací en un hogar cristiano en el cuál me enseñaron a servir sin quejarme, me casé virgen de 20 años con un tipo 9 años mayor que yo.

He sido abusada sexualmente muchas veces por mi ex-Marido, me pegaba durante el sexo hasta que se estar completamente y luego conseguir su placer, mientras dormía yo lloraba bajito si no lo atrapaba de nuevo.

Cuándo su situación financiera empeoró mucho, tuve que volver a trabajar, fue en una tienda de productos de belleza y compre una base, y me dijo: úsala cuando necesites para no tener problemas.
Y así yo lo hacía día tras día, soy del área de salud y la gente se da cuenta con facilidad los comportamientos diferentes, pero siempre me negaba, porque él me decía:  ¡si les cuentas yo te mato a golpes!

Así mantuve esa relación hasta que empecé a estar muy enferma y me desmayé, me desmayé en el hospital donde yo trabajaba, cuando desperté estaba con suero y la enfermera me dijo: ¡recogí sangre para hacerte unos exámenes, no se preocupe todo va a estar bien!❤️

Cerré mis ojos y le rogué a DIOS…
quiero morir, ya no soporto esa vida.

Al cabo de unas 2 horas después, llegó el resultado y me diagnosticaron una anemia muy grave (porque yo sólo comía en el hospital), para colmo, estaba embarazada para total desesperación 😭

Lloré como una niña, y en el hospital todos felices a mi lado, pero ellos apenas sabían lo que pasaba 😓

Fui a mi casa al final de la guardia, sentí que ese bebé tal vez era la oportunidad para que el no me golpeara más… pero fui una ilusa 😩

Al día siguiente tomé coraje y le dije a mi marido: ¡¡¡estoy embarazada!!!
El me Dijo: Que perra… ¿cómo qué embarazada? ¡Yo no quiero un hijo tuyo, tu solo sirves para golpear, nada más!

Gracias ese día no me tocó.

Pasó varios días sin hablar conmigo, seguí siguiendo mi rutina, pero cuando fui al médico descubrí que iba a tener problemas, yo tenía marcas por todo el cuerpo y el médico tenía que revisarme, intente alegar con el médico, que el hecho de trabajar con él, me daba vergüenza que me mirara.
Total gane, la excusa pegó en la primera cita.

Se pasó el tiempo y fui a hacer el ultrasonido para saber la condición del bebé, cuando escuche ese latido del corazón, sentí que mi vida finalmente tenía un sentido, me quedé con los ojos cerrados escuchando ese maravilloso sonido 😇
El doctor se dio vuelta y me dijo: ¡eres una mujer con suerte, el paquete vino en doble!

Salí de la oficina sin piso… estuve más de 1 hora sentada en la escalera de emergencia llorando… pensaba cómo le voy a hacer para criar a mis dos hijos, mi marido me va a matar.

Sostuve la información conmigo durante unos días hasta que le conté, y tuvo un brote de furia de los peores que había visto, me golpeó tanto que perdí la conciencia.☹️
Cuando desperté, ya no estaba allí.
Mis brazos me dolían, mi estómago me dolía,  para acabar mi cara estaba cubierta de sangre y esperma.

Lloré tanto por pasar todo eso que me puse a pensar, que yo nunca fui una mala hija, saqué las mejores notas, estudié me gradué de la universidad, no merecía esa vida, no sólo por mí, si no para mis hijos.

Pasó un tiempo sin que él me hablara o tuviera contacto conmigo.

Él Era un hombre de Dios… iba a la iglesia lunes, miércoles y domingos, era admirado por los hermanos como buen esposo, y todos les daban las felicitaciones por los gemelos que él mismo contó a la iglesia con mucha “alegría”.

Cuando cumplí 6 meses no había engordado casi nada, estaba sentada en la casa de mi madre almorzando en familia en un domingo, llegó un primo que no veía por siglos me abrazó me besó bendigo los babys y almorzó con nosotros, mi marido. Se enfadó con su presencia y nos pidió que nos fuéramos, mi madre insistió en quedarnos pero mi marido dijo NO, se despidió y salimos.

En el camino dijo: preparate para llegar a casa vamos a arreglar nuestras cuentas, yo llorando le rogué que tuviera cuidado con los bebés… El dijo: que no le iba a hacer nada a los bebés, pero que de mi, el no podría prometer nada.
Esa noche me rompió la mandíbula, 2 dientes y 1 hueso de la cara, salí de casa en paramédicos el infeliz le dijo a los paramédicos que me encontró así y llamó sin pensarlo.
Y yo… pues, dije que había sido un robo.

Me internaron con contracciones e hipovolemia, mis bebés nacieron antes de tiempo, un niño y una niña, estaba totalmente sedada cuando vinieron al mundo, estuve en coma durante 14 días, cuando desperté estaba sufriendo un dolor insoportable.

Lo primero que pregunté cuando el doctor sacó el tubo de mi boca fue: ¿cómo estaban mis bebés?

La situación era grave, no podía esperar a ver la cara de mis hijos.
Cuando tuve condiciones me llevaron a la uci y vi a mis pequeños con los ojos cubiertos, los dos acurrucados cubiertos de alambre, el pañal era gigante para ellos.
Lloré tanto sobre esa incubadora, me sentía culpable por ser débil y no dejar a ese marido.

Estaba llorando en la incubadora y mi marido llegó diciendo: vine corriendo cuando supe que te despertaste, me dijo: ¿qué te pasó?
Y su mano estaba apretando mi brazo muy fuerte.

He tomado coraje por mis hijos y le dije:
“Lo haré cuando llegue la policía”

-Él me Dijo en tono bajito: ¡no podrás hacerlo!
Te mato y los mato a ellos también si te atreves
-Yo le dije: ¡Inténtalo!

Pronto empecé a recibir visitas…
hermanos de la iglesia, muchos de ellos con palabras de cariño y comodidad, sin embargo otros con palabras dolorosas, de que yo estaba pagando mis pecados, que mis hijos estaban en esa situación por culpa mía, una loca No debería tomar leche para ellos porque luego iba a tener que hacerlo vomitar por cuenta del pecado original…
fueron tantas palabras que casi me alejaron de la fe… 😰

Hasta que dos días después de despertar, la policía vino, y no podía hablar sólo lloraba, la psicóloga trató de ayudar pero tenía mucho miedo sabía de lo que él era capaz, así que fui débil una vez más, y dije que había sido asaltada por unos tipos, la mirada cariñosa del policía, que ya era un señor, tomó mi mano y dijo: ¿estás segura hija? ¡Porque juro protegerte a ti y a tus hijos con mi vida si es necesario!
Él sabía la verdad.

Y dije era así, que no quería reconocer al ladrón

Pasé 13 días en el hospital con mis hijos, pero desperté en una madrugada y fui a la vidriera de la UCI, fuera del hospital podía ver 2 palomas blancas, en ese momento estaba seguro de que mis hijos no estarían en mis brazos mas.
Las lágrimas se mojaron mi cara, así en ese momento.

Pasaron otras 3 horas y yo con una calma que no era mía, me senté todo el tiempo al lado de la ventana de la incubadora, hubo un momento que fui a hablar con la enfermera y dijo que quería que mis bebés estuvieran en mis brazos, pero ella dijo No.
Luego le tomé el brazo y dije: quiero abrazarlos mientras están caliente. Ella lloró y sintió que hablaba muy serio, con gran ayuda de todos ella cogió primero al niño perfecto perfecto, y con todos esos cables y tubos, lo entregó en mi regazo, luego puso a mi pequeña princesa pequeña del tamaño de mi mano y los dos sobre mi pecho juntos con las manos entrelazadas, y sentí el momento exacto de su partida, primero mi niña dio un suspiro fuerte, 10 minutos después mi niño estrechó la mano de su hermana y se fue, mis ángeles partieron en mis brazos.

Fue el día más difícil de mi vida, me quedé sin suelo, sin acción. Con ellos en el regazo, es dolor que intimidando y duele, duele mucho.

Después del entierro de mis hijos qué fue lo más doloroso que he vivido, volví a llamar al policía, que había dejado su teléfono personal conmigo, fui a la comisaría y le conté toda la verdad para él los años de abuso, las golpizas las fracturas, las múltiples visitas a los hospitales, la visión que perdí parcialmente, nos quedamos 3 horas hablando porque eso no fue una declaración fue más que eso, fue un desahogo, el secretario me pidió varias veces para detenerme porque estaba llorando y no podía escribir, fue muy difícil recordar cada momento, fue como revivir, pero el hecho de que causara la muerte de mis hijos hizo que lo arresten inmediatamente.

Pero se quedó solo 4 años por buen comportamiento.

Cambié de ciudad, de nombre, de vida, cambié la tumba de mis hijos, cambié de amigos, de color de pelo, de profesión, cambié hasta los documentos, fue difícil pero siento como si hubiera reencarnado.

Después de 3 años de todo lo ocurrido, conocí a alguien muy especial, que me trata como una reina, me protege, mi dio una vida digna, cambió mi mundo, ese día 10.06, hace pero un año que perdí a mis hijos y mi esposo pidió vacaciones para estar a mi lado porque sabe que es uno de los meses más difíciles del año.

Les pido chicas valoren a quien te ama, y por más pequeño que sea un abuso se convierte en un enorme abuso, mi ex tenía signos de desequilibrio, yo que nunca quise ver,  decía: hay hace eso porque me ama, hay hace aquello porque me ama, por fin todo Amor, hasta el día que no tenía más justificación.

Deja un YO ahí quien leyó hasta el final.

Marina Nevarez

Marina Nevarez

 

El Club del Ocio – Magazine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *